Blog

Gracias

30.01.2019

Siempre que miro tu sonrisa, Alac, se lo abierta o cerrada que estoy, sé si he sabido reconocer el amor que soy. Empiezo el día amando, aunque no siempre es fácil, cuando el apego saca sus garras y no te deja respirar, cuando la garganta es una pura flema, cuando la solución del problema se oscurece,.... ay, entonces el hielo...